jueves, 2 de mayo de 2013

Debuts truncos ..... Retiros rápidos

"Keru" borroneado como en el partido
Hoy quisiera contar uno de los debuts y retiros más particulares de la Primera de Belgrano Athletic. Hay debuts y retiros memorables como el del Uruguayo Martín Olivari, y otros ..... no tanto.
Hoy vamos a centrarnos en la década del 80 cuando fueron 8 los jugadores que solo disputaron un partido en el primer equipo y nunca más lo hicieron en dicha categoría. De esos 8 jugadores solamente 2 fueron forwardsJuan “Manguera” Lucero y Roberto “Keruza” Risoleo. Manguera jugó su único partido con Alumni el 30/4/88 en Tortuguitas, mientras que el otro Gordo debutante en esa época y que jugó un solo partido fue Keruza Risoleo quien lo hizo el 2/7/88 (9º fecha) con Atlético de Rosario en Virrey del Pino.
El Campeonato de 1988 encontraba a Belgrano luchando por la mitad de la tabla y a Lucho Gradín como entrenador que venía de reemplazar a los hermanos Rosati en la conducción de la Primera luego de 5 años.  El BAC ya había disputado 8 fechas con suerte diversa ya que solamente había logrado 3 victorias y 5 derrotas con Luichi Rodriguez como tryman hasta ese momento con dos conquistas. Recuerdo que ese año se hacía una jugada cerca de las 5 yardas rivales denominada “Paris” en donde tras una serie de engaños se le entregaba la pelota a Luichi quien con su potencia y decisión terminaba en el ingoal rival. Pero debemos volver al partido del 2/7/88 con Plaza, Lucho debía formar el equipo que contaba con varias bajas y fundamentalmente no podía utilizar a Luichi Rodriguez quien había sido expulsado en un amistoso pocos días antes. Además de las complicaciones propias de la formación del equipo quedaba la designación del jugador que debía protagonizar la jugada “Paris” en caso que se presentara la ocasión en el juego, y es aquí en donde viene a tallar la insistencia de Keruza para conseguir un lugar en la Primera, de esa manera volvió loco a Lucho y lo sedujo de manera tal que finalmente logró su objetivo, no solamente debutar en Primera sino también ser quien protagonizara “Paris” en la cancha, otra versión dice que Lucho con gran criterio y visión del juego hizo debutar al Keru Risoleo para ser quien protagonizara “Paris” en la cancha, queda a criterio y a la memoria de los lectores aceptar una u otra versión de los hechos.
Lo cierto y real es que llegó el día del partido y el Keru no entraba en sí mismo del agrande y la emoción que tenía, toda su familia estaba presente para presenciar el debut del "Nene" quien presagiaba con sus dichos una larga permanencia en el primer equipo por los años venideros.
Recién arrancaba la Intermedia cuando parte del equipo de Primera se instaló en el vestuario de madera en el primer piso ….. el ruido crujiente del parquet de ese vestuario centenario se juntaba con el silencio que se respiraba por el nerviosismo de los debuts …. mientras algunos se vendaban ya se olía el dulce aroma del aceite verde que venía de la camilla que se encontraba en el fondo junto al “Chiqui” Godoy con Tomasito Watson dando los masajes de rigor….. se acercaba la hora del partido y Lucho arengaba y alentaba a todos y a cada uno de los jugadores y fundamentalmente al KERU para darle temple y confianza para cuando le tocara protagonizar “PARIS”. A las 3 y cuarto el equipo ya estaba listo para el precalentamiento y lentamente y en fila india bajaron los 15 jugadores tomados de la baranda de la escalera (para no caerse) mientras se escuchaba el ruido de los tapones golpear sobre la madera de los escalones.
Camino a la “canchita” (en ese entonces no existía la actual cancha sintética de Hockey) el aliento de los socios era abrumador, mientras los 15 jugadores (4 debutantes) corrían concentrados a prepararse para el gran partido.
Entró el Marrón a la cancha aplaudido de los 4 costados y con el grito desde el "Pavillion" y el "Balcón" de un “Dale Marrón” que todavía resuena en mis oídos, se palpaba y se vivía una atmósfera tensa en Virrey del Pinono solo debutaba Keruza sino que también los hacían el Bocha Halle de fullback reemplazando a Monga Galperin, Ramiro Otaño y el loco Diego De Risi. Imagínense como estaba el Club, debutaban en Primera los hijos de glorias del rugby argentino, el hijo de Hueso, el hijo de Aitor, el de Pierre (sobrino de los Camardón) y Keruza. Esa tarde el BAC formó con el Bocha Halle, Lulo Gomez Tena, Willie Tramezzani, Román Aparicio, Eduardo Caputo, Nico Martinez, Peto Mac Farlane, Jaime De Foronda, Amela De Risi, Ramiro Otaño, Marcelo Tecca, Kevin Cavanagh, Roberto "Keru" Risoleo, Pichino Cubelli y la Rusa Ruzzante.
Revista "Test Match" Julio 1988
Arrancó el partido con dominio de Plaza y sin que el BAC tuviera siquiera la posibilidad de utilizar la jugada "Paris" tan comentada. El encuentro se desarrollaba normalmente hasta que a la salida del primer scrum disputado a los 25 minutos de juego (inusual en esa época de juego tan cerrado) Keruza quedó tendido en el piso ..... las exclamaciones y el asombro del público se hacían notar y sentir, el ambiente seguía tenso, luego de unos minutos de atención Keruza fue retirado de la cancha para nunca más volver. Lo más notable de este debut es que Keru fue el único de los forwards debutantes que apenas pudo completar 26 minutos en cancha, dado que salió por una  lesión en las costillas, siendo reemplazado por Marito Di Rocco. Los comentarios de esa época señalan que la verdad de la salida de Keruza se debió a que no podía bancarse al pilar de enfrente EL MANSO POET, pero esa es otra historia.
Como comentara anteriormente en ese partido también debutaron Diego Halle, Ramiro Otaño y Diego De Risi, con la lógica particularidad de que todos ellos completaron los 80 minutos en cancha y se bancaron dignamente la derrota por 25 a 20. Los tantos del Marrón fueron marcados por Lulo Gomez Tena (2 tries), Eduardo Caputo (1 try) y Nico Martinez (2 penales y 1 conversión).
El caso de Keruza es el único en la historia centenaria del Club en donde un pilar jugando en la Primera en su debut no aguantó siquiera un tiempo en la cancha, a pesar de contar con el invalorable apoyo de un Puma a su lado como Pichino Cubelli, un pilar como la gente como lo fue la Rusa Ruzzante, dos titanes en la segunda línea detrás suyo como Marcelo Tecca y Kevin Cavanagh y de un octavo como Jaime De Foronda.
Si nos remitimos a la crónica de ese partido (Revista Test Match), allí se menciona que en el primer tiempo el pack iba para atrás, sin embargo en el line el BAC ganaba constantemente con los “dos temibles saltadores como Tecca y Cavanagh”, también dice la crónica que en el segundo tiempo (ya sin Keruza) “apareció Belgrano”.
Como conclusión solo podemos decir que si bien el rugby siempre da REVANCHA, lamentablemente KERU no la tuvo nunca más en su vida, ya que no pudo volver a jugar en la Primera del Club por circunstancias que estoy seguro no correspondieron a falta de mérito, calidad o categoría deportiva como jugador, o no (como diría nuestro amigo Bully Rocca). Todo jugador de rugby de primera división sabe que lo más importante y determinante competitivamente hablando es poder mantenerse en el mejor equipo que es el sueño de todo jugador de rugby, lamentablemente ROBERTO RISOLEO (Keru para los amigos) no pudo lograrlo y obviamente al no poder jugar en su debut  ni siquiera media hora, nunca jamás fue tenido en cuenta nuevamente para el primer equipo del BAC.
Esta es una de las tantas pequeñas historias que existen en la historia centenaria del BAC y que por deformación de los protagonistas y por el correr de los años logran engrupir a más de uno como si fuera una gesta heroica.
Magaña

Nota: Quiero aclarar que esta anécdota obviamente esta escrita con todo cariño hacia Keru y sin ninguna mala intención, solo que se le han agregado algunos detalles irónicos y literarios para hacer la historia mas llevadera y divertida  .... eso es lo que busco siempre y en todos los casos jamas intento lastimar a nadie.

1 comentario:

gabriel kerbs dijo...

muy entretenido el relato!